PlayStation vs. Wii, Sony vs. Nintendo

Aunque intentaré ser objetivo, debo admitir en la primera línea de este post que mi voto sigue siendo para la PS2. De no hacerlo, me hubiesen acusado de no jugarme (¿satisfecho, Chory?). El trabajo de Nintendo ha sido sobresaliente pero, no logró curar mi adicción a la Play. Estimado lector, ud. ya ha sido debidamente advertido: cualquier sesgo no será coincidencia.

¿Cómo se explica que una decena de treintañeros se congregue religiosamente cada cuatro meses a disputar un mundial de fútbol? ¿O que otros cuatro pasen toda la noche de un lunes desafiándose mutuamente a salvajes desafíos tenísticos sacrificando todo su rendimiento laboral de la mañana siguiente? Paco convirtió su living en el Olímpico de Roma y Lean hizo de su depto la Catedral del Tenis.

Pero hablemos de Marketing (con el mismo tono que Victor Hugo invita al Mariscal Perfumo a hablar de fútbol)…

Nintendo es indiscutidamente el pionero en los videojuegos hogareños. Los amantes de la década del ochenta criticarán duramente semejante afirmación en su acérrima defensa de la Atari. Pero seamos realistas, la revolución la provocó aquella caja gris, comparable con una de zapatos, cuyas vedettes eran los hermanos Mario y Luigi y aquella pistola, gran avance tecnológico, para matar “ducks”. Regla básica y casi irrefutable de Marketing: el que pega primero, pega mejor. Nintendo creó una industria a la que no tardaron en sumarse desafiantes competidores como Sega u opciones más económicas tipo “FamilyGame”. Su liderazgo casi no tuvo competencia mientras posicionaba cada vez mejor la marca y continuaba innovando no sólo en el desarrollo de los juegos, sino también en las consolas. Así llegó la SuperNintendo con un diseño mucho más estético, ocupando menos espacio y renovadas versiones de sus juegos.


Sin embargo, Mario y Luigi se durmieron sobre su éxito y Nintendo se estancó. Es cierto que el dramático crecimiento de un competidor indirecto le pegó de lleno (popularización de los videojuegos para PC), pero la líder del mercado no hizo nada para evitarlo. Hasta que Sony la sacudió: cada vez más volcado al entretenimiento hogareño, se lanzó a los videojuegos y sorprendió con su PlayStation (quizá este afán por hacer pantallas cada vez más grandes y consolas de juegos hizo que pierda para siempre la batalla de los reproductores portátiles de música, tema que dejaremos para un futuro post).

Así nació la PlayStation, con una consola no muy diferente de lo visto hasta entonces, pero con un realismo que sorprendía en cada uno de sus juegos. La habilidad de miniaturización y el reemplazo de los clásicos cartuchos de juegos por disco con mayor capacidad permitieron interfaces gráficas comparables con la realidad. Y el verdadero golpe lo dio la PS2 donde los juegos, por momentos, parecen videos. La popularización llegó, cuándo no, por el fútbol: la jugabilidad del Winning Eleven / Pro Evolution Soccer, la increíble similitud de los personajes con los reales, y la interminable variedad de movimientos, consagraron a Sony como el nuevo líder. Y cuando todavía no se había terminado de acomodar en su trono, ya se hablaba de la tercera versión. La PlayStation parecía no tener rival.

Pero tenía que ser el creador de la industria quien la vuelva a bautizar. Si tantas veces se le pide al líder que reinvente la categoría, he aquí el ejemplo perfecto. Tardó varios años pero, Nintendo dejó de pensar en cómo actualizar lo que había y directamente se dedicó a hacer lo mejor que podía. A mi criterio, las claves para lograrlo:

1. Le pegó a los videojuegos donde más le dolía: el sedentarismo. Ahora se juega de pie, haciendo movimientos, transpirando. Paradójicamente ya se lo compara con un instructor de gimnasia y hasta se recomienda Wii para personas con problemas motrices, en recuperación kinesiológica y ancianos en geriátricos. No se pierda ver la Experiencia Wii.



2. Rompió todo con su diseño: es estética por donde se la mire. La consola es armónica y completamente consistente con su imagen y publicidad. Si hasta parece decorativo tener una Wii en el living. Empapada de la tendencia Wellbeing y hasta con toques minimalistas, aprendió de Apple que la tecnología y el diseño no se pueden separar nunca más.

3. La comunicación es tan diferente para la industria de los videojuegos, como el producto en si mismo: US Television Commercials.

4. Creó una nueva marca capaz de revolucionar la categoría transmitiendo innovación y diferenciación, sin quedar atado a todo le bagaje “antiguo” que Nintendo traía consigo (si hasta la página de Nintendo ya parece la de Wii).

La polémica esta abierta. ¿Ud. cuál elije? Lo que viene en la categoría es inimaginable. Llegó el momento del próximo paso. Me pregunto: ¿Qué hará Nintendo para dejar obsoleta a su propia Wii sin que nadie le arrebate nuevamente el liderazgo? ¿Cómo manejará una marca que nació casi como un modelo de consola y ya devoró a su marca madre?

Compartílo...

6 comentarios

  1. Voto por la Wii, sin duda.
    Por lo innovador, antes que nada.
    Pero más importante: porque para jugar hay que moverse (aunque siempre podés encontrarle la vuelta), y no solamente tener velocidad y precisión en los dedos.

    Muy interesante tu blog!

    ResponderEliminar
  2. FiLi (nada superó a la Family Game)febrero 06, 2009

    Nada en el mundo se compara al realismo futbolístico que ofrece el winning eleven de la PS. Desde el sillón más cómodo de tu casa, los movimientos que lograron tener los jugadores de este juego son, fuera de joda, increíbles. Cada vez que sale una versión nueva, por una u otra cosa, siempre se dice la frase: "Noooo, es igual!"

    Pero atenti, que hay gente que en vez de mover el pulgar y tener "mal de finger" (Bata lo va a saber definir mejor que yo), se paran del sillón y patean la mesita de vidrio imaginando que es una pelota de fútbol, se tiran y levantan toda la alfombra imitando a Cannavaro, o saltan y le pegan un frentazo a la luz del living y se cortan toda la frente...

    No somos iguales. Gracias a Dios. Cada uno juega y elige la consola que más quiere. Y cuando no se puede tener la que uno quiere, entonces amamos la que tenemos, y la exprimimos hasta que no funcione más. O me van a decir que nunca soplaron una plaqueta de jueguito y esperaron a que aparezca el logo de la empresa....

    ResponderEliminar
  3. Leo: Me sigue pareciendo mucho más interesante "Leo sobre Management" que este blog, pero agradezco el comentario.

    Fili: "Mal de finger": dícese de una grave lesión contractural irreversible en los pulgares provocada por situaciones de tensión extrema, generalmente coincidentes con instancias decisivas de un Mundial, derrotas humillantes o desafíos con dinero de por medio.

    ResponderEliminar
  4. Primero que nada quiero felicitar al creador del blog Martin "Bata" Casaccia. Sinceramente me parece un espacio muy interesante y en el cuál volcás una de tus virtudes que más admiro, tu visión sistémica y global de los temas. A pesar de ser un blog con una orientación definida, la amplitud temática de casos pero sobre todo de fuentes citadas y de ejemplos relacionados le dan a los posts esta visión de un todo que tanto admiro. Personalmente me resulta muy atractivo que un mismo post me dé la posibilidad y además me genere la necesidad de abrir 4, 5 o más ventanas nuevas en busca de más información.

    Entrando en el tema específico de la batalla de las consolas, me sorprendió como te la jugaste por la Play, me parece muy digno de tu parte. Sin embargo creo que tu opinión y favoritismo (siempre hablando de la PlayStation 1 / 2 versus las Nintendo), como la de cualquier hombre de raíces tanto latinas como de países tercermundistas, está indefectiblemente sesgada por un gran manto de subjetividad. Y fundamento esto en base a dos puntos: 1- El fanatismo por fútbol: El 90% del tiempo que dedicamos a una consola, generalmente se destina a un juego de fútbol. La Play lleva una gran ventaja en este punto, Konami le porporcionó con el Winning Eleven la llave para ganar esta pelea. En mi opinión su rival del lado de Nintendo, el FIFA, no puede competir en casi ningún aspecto contra la estrella de Konami. 2- Poder Adquisitivo: Creo que este es el motivo que más inclina la balanza. La PlayStation, al ser una consola que leia dvds nos daba la posibilidad de adquirir "copias truchas" de juegos a muy bajo costo. En países más desarrollados esto no es muy común pero, en países menos poderosos, esta ventaja determinaba la decisión de compra en favor de la PlayStation.

    Aparentemente hoy Nintendo lleva la ventaja, pero creo que todavía no está dicha la última palabra. Todos estamos esperando el contraataque de Sony.

    Bueno, a pesar de haber dicho todo esto, mi voto obviamente también va para la Play. No podría ser ingrato con esa cajita que me dio la posibilidad de ser Quíntuple Campéon Mundial de la mano del Bati (Play 1) y del Nene Messi (Play 2). Sigan participando...

    ResponderEliminar
  5. Gran comentario, Chory ("Santiago" para el resto).

    Agradezco el primer párrafo aunque está exageradamente influenciado por la amistad que nos une.

    Respecto al segundo párrafo: coincido plenamente con ambas apreciaciones. Gran aporte. De hecho, intenté jugar al Winning con la Wii y es necesario un tercer ojo para apuntar a quién darle la pelota. Me liquidó.

    Finalmente, recomiendo que retomes tus largas sesiones de entrenamiento... Hace mucho que no defendés esos títulos de los que ahora te enorgullecés.

    Gracias otra vez. Un abrazo.

    ResponderEliminar

 
© 2011 Lo que otros ven
Designed by BlogThietKe Cooperated with Duy Pham
Released under Creative Commons 3.0 CC BY-NC 3.0
Posts RSS Comments RSS
Back to top